Según la OCDE, la resistencia a los antibióticos podría causar 2.4 millones de muertes en los próximos 30 años

Las infecciones peligrosas podrían costar la vida de aproximadamente 2,4 millones de personas en Europa, América del Norte y Australia en los próximos 30 años, a menos que se haga más para detener la resistencia a los antibióticos, según advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a través de un informe.
El informe concluye que tres de cada cuatro muertes podrían evitarse gastando unos 2 euros por persona al año en medidas tan simples como el lavado de las manos y una prescripción más prudente de los antibióticos.
Lidiar con las complicaciones de la resistencia antimicrobiana (RAM, por sus siglas en inglés) podría costar hasta 3 mil millones de euros al año en promedio en los 33 países incluidos en el análisis sino intensifican su lucha contra las bacterias más fuertes.
Según recoge la OCDE, la proporción de resistencia a ocho pares de antibiótico-bacterias en España ha aumentado desde un 14 por ciento en 2005 a un 18 por ciento en 2015, y podría llegar a un 19 por ciento en el año 2030, si la tendencia actual en consumo de antibióticos y crecimiento económico y de la población se mantienen. La proporción de resistencia en España es similar al promedio de la OCDE en 2015 (17%).
Así, aseguran que se producen 3,95 muertes por cada 100.000 personas, por 4,72 de media en la OCDE. Se estima que un promedio de 1.830 personas muere cada año en España debido a infecciones causadas por ocho bacterias resistentes.

Share this post

Comments are closed.