Sabia usted sobre la “Ley de Alivio de Hipotecas de Emergencia por Desastres Naturales de 2011”?

 

Por Evelyn Alcala, Editor, evelyn@ciudadweston.com

Después que el Comité de Servicios Financieros revisara un proyecto de Ley  presentado por el demócrata de New Jersey, Steve Rothman y tras la reunión del Congreso del 20 de Septiembre del 2011, la Cámara del Senado y Casa de Representantes de los Estados Unidos, aprobaron la “Ley de Aplazamiento temporal de pago de Préstamos Hipotecarios durante un Desastre Natural”, numero H.R. 2979 .

Esta Ley permite a los consumidores aplazar las fechas de vencimiento del pago de la hipoteca y prohibir a los bancos y acreedores imponer multas, aumentar las tasas de interés o presentar información de crédito adversa con respecto a la cuenta de un titular de hipoteca.

Esta Ley solo aplica a propietarios cuya residencia principal ha sido severamente afectada por un desastre natural, días después de la emisión de una Declaración de Desastre por parte del Presidente,  para la zona en la que se encuentra la residencia principal del titular de la hipoteca y para otros fines.

Para que conozcan con más detalles esta ley y puedan revisar si ustedes califican como beneficiarios de un aplazamiento del pago de su hipoteca, describiré a continuación los términos y condiciones que deben ser considerados:

“A) En general: Un consumidor cuya residencia principal se encuentre en una zona determinada por el Estado o el municipio local en el que la residencia se encuentre como gravemente afectada por una catástrofe natural y en una zona para la cual el Presidente la haya declarado como tal, puede diferir los pagos de un préstamo hipotecario garantizado por dicha residencia sin penalización.

Para solicitar el Aplazamiento de Pagos:  el consumidor que desee diferir los pagos de un préstamo hipotecario bajo esta sección debe notificar al banco o acreedor del préstamo hipotecario durante el período de 30 días a partir de la fecha en que el Presidente haga la declaración descrita en la subsección (a) y debe especificar el período de aplazamiento seleccionado por el consumidor.

El periodo de Retribución de un aplazamiento de pagos bajo esta sección sólo puede ser por un período de 30, 60 o 90 días y el período comenzará en la fecha en que el Presidente haga la declaración descrita en la subsección (a).

No se exigirá ningún pago durante el período de aplazamiento, no se exigirá ningún pago que de otro modo se adeudaría bajo los términos del préstamo hipotecario del consumidor durante el período de aplazamiento.

Tampoco debe existir ningún tratamiento en contra, o adverso al Consumidor, relacionado a un préstamo hipotecario para el cual los pagos han sido diferidos bajo esta sección.

Como consecuencia,  un consumidor no podrá ser acusado de una tasa de demora en relación con los pagos del préstamo hipotecario efectuados durante el período de diez días siguientes al final del período de aplazamiento; además, no se podrá incrementar el porcentaje anual aplicable a cualquier saldo vigente del préstamo hipotecario durante el período de aplazamiento, con excepción de un aumento de la tasa porcentual anual debido a un cambio en un índice o tasa de interés, que esté a disposición del público; y que no esté bajo el control del acreedor del préstamo hipotecario.

Para los fines de récord de crédito, ningún acreedor del préstamo hipotecario puede reportar cualquier información adversa a una agencia de informes de crédito al consumidor que haya surgido como resultado del aplazamiento de pago hecho bajo esta sección.

Nada en esta sección se interpretará como limitando a los acreedores de préstamos hipotecarios de permitir períodos de aplazamiento más largos que los especificados en esta sección o tomando cualquier otra medida de alivio hipotecario que dichos acreedores consideren apropiada.

Evelyn Alcala-Salswach , es comunicadora especialista en mercadeo, y es fundadora y editora de Ciudad Weston Newspaper desde 2007, desarrollando un concepto diferente para un periódico comunitario bilingüe que sirve desde hace una década al Oeste de Broward, desde Miramar hasta Sunrise, incluyendo Pembroke Pines y Weston, Fl. Su pasión por prestar un servicio de excelencia a todos sus clientes, y su presencia como figura pública, le permitieron abrirse campo en la industria de Bienes Raíces en la Florida, y hoy, se desempeña exitosamente Consultora y Agente de Ventas en el negocio de Bienes Raíces, para inversionistas y clientes que buscan profesionalidad y experiencia.

 

Fuente: https://www.congress.gov/bill/112th-congress/house-bill/2979/text

Traduccion y edicion: Evelyn Alcala

Share this post

Comments are closed.