Reapertura de embajadas en Washington y La Habana

Reapertura de embajadas en Washington y La Habana: Un camino hacia una Cuba próspera y democrática

Por Katherine Vargas, Directora de Medios Hispanos

Se ha marcado un nuevo comienzo en nuestra relación con Cuba, que promueve un camino que involucrará y empoderará al pueblo cubano. Si bien estamos separados por 90 millas de agua, nos unen nuestras relaciones mutuas y el deseo de promover una Cuba democrática, próspera y estable. La reapertura de embajadas en Washington, D.C. y en La Habana, culmina una fase transcendental en el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

La reapertura de embajadas en Washington D.C. y La Habana, prosigue la decisión del Secretario de Estado de dejar sin efecto la designación de Cuba como Estado Patrocinador del Terrorismo y la confirmación oficial del restablecimiento de relaciones diplomáticas anunciada por el Presidente Obama el 1 de julio. Estas medidas buscan promover los intereses de Estados Unidos incluidos la lucha contra el terrorismo y la respuesta ante desastres. La Administración también está tomando medidas para mejorar las políticas de viajes y remesas que aumentarán el contacto de persona a persona, apoyarán a la sociedad civil en Cuba, y mejorarán el libre flujo de información hacia, desde y entre el pueblo cubano.

La Secretaria de Estado adjunta, Roberta Jacobson, quién se mantuvo al frente de las negociaciones entre Cuba y Estados Unidos encabezó la delegación oficial estadounidense en la ceremonia.  Mientras que ya se llevó a cabo la ceremonia oficial de apertura en la delegación diplomática cubana en Washington, la celebración en La Habana tendrá lugar el 14 Agosto, cuando el Secretario de Estado Kerry visite Cuba e ice la bandera estadounidense sobre nuestra embajada una vez más.

En Estados Unidos, hemos visto un gran entusiasmo por parte del público estadounidense. Muchos estadounidenses esperan viajar a Cuba y muchas empresas de Estados Unidos buscan invertir en la isla. Y las encuestas de opinión pública demuestran, los cubanos en la isla también exhiben una mayor apertura hacia nuestra política de compromiso.

En última instancia, será el pueblo cubano, quien impulsará las reformas económicas y políticas. Es por ello que el presidente Obama tomó medidas para aumentar el flujo de recursos e información a los ciudadanos de a pie de Cuba en 2009, 2011, y hoy en día. El pueblo cubano merece el apoyo de los Estados Unidos y de toda una región que se ha comprometido con promover y defender la democracia. Nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana. Pero a través de nuestro renovado compromiso con la isla, un mejor futuro está por venir.

cuba1

 

Cortesía de Reuters

 

Share this post

Comments are closed.