El Dr. Roberto Infante habla sobre su especialidad: FERTILIDAD

¿Haciendo milagros o haciendo familias?

El Dr. Roberto Infante habla sobre su especialidad: FERTILIDAD

Por CWN Sala de Prensa

Fotos: Michael Dalder & Shannon Stapleton/Reuters

Fue a mediados de la década de 1950 cuando Robert G. Edwards, un joven estudiante de post-graduado preguntó si podría “arrancar el óvulo desde el ovario [de la mujer] y fertilizarlo en el laboratorio”, escribió mas tarde su libro, A Matter of Life. Más importante aún, pensó, si el embrión resultante de esta fertilización se podía transferir al vientre de la mujer. Casi 25 años después, el 25 de Julio de 1978, el sueño de Edwards se hizo realidad cuando junto con Patrick Steptoe lograron que naciera Louise Brown,  el primer ser nacido de la Fertilización In Vitro.

ri1En Marzo de 1978 el New York Post publicó en su primera página el nacimiento del primer ser humano nacido mediante clonación. La noticia ciertamente despertó el debate mundial sobre la ética de la clonación y otras técnicas de reproducción asistida. Desde entonces, más de 4 millones de bebés han sido concebidos de esta manera. Cada año, sólo en los Estados Unidos, cerca de 50.000 bebés nacen gracias a ART. Eso es alrededor de 1 por ciento de todos los nacidos vivos, y los números van en aumento.

Roberto Infante confiesa que siendo muy joven, leyó el resumen del libro In His Image: The Cloning of a Man de David Rorvick  J.B, Lippincott Company,  lo cual le abrió inmediatamente una inagotable fuente de preguntas, que aun después de casi 40 años no han podido responderse y su búsqueda lo ha llevado a ejercer con vocación y humildad la profesión de ayudar al milagro de la vida.

Roberto Infante culminó sus estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela en 1984. Siendo estudiante, consiguió su primer trabajo con animales de laboratorio con la finalidad de entrenarse en el uso de las suturas y los instrumentos a través de un microscopio.  Gracias a los grandes maestros de la ginecología  de Venezuela y otros países, logró ingresar al prestigioso Hospital Antoine Beclere en Paris, uno de los primeros centros de fertilidad en el mundo, dirigido por los pioneros de la Fertilización In Vitro René Frydman y Jaques Testart.

ri2Debido a que el deseo de tener hijos biológicos puede ser fuerte e imperioso, los efectos de la infertilidad pueden ser devastadores para las personas que no pueden concebir. La infertilidad o su tratamiento pueden causar estrés psicológico, ansiedad y depresión. El tratamiento de la infertilidad puede ser un procedimiento médico invasivo y puede causar malestar o, en algunos casos, estar asociado con problemas de salud para las mujeres, los hombres y los niños que son producto del tratamiento.
En la opinión de Roberto Infante, director de “ConsultaVitalUSA…un enlace de salud en el sur de la Florida”, corporación especializada en la atención de pacientes internacionales, cada caso es un reto. Los tratamientos de fertilidad son complejos y aunque muchas veces son exitosos, en ocasiones hay pacientes que tienen bajas posibilidades de embarazo.  Pero cuando el embarazo se logra, él acompaña a la pareja durante los nueve meses y los guía hasta el momento del nacimiento. Expresa que aun después de tantos años no puede evitar emocionarse en el momento de cargar a “sus bebes”.

ConsultaVitalUSA es uno de los emprendimientos del Dr. Infante, quien la describió en una entrevista para el Miami Diario como  “una empresa de servicios y asesoría, que busca poner en contacto todo este talento médico, de trato personal y cálido, con otros hispanos que requieren tratamientos médicos en Estados Unidos.  En el área del turismo médico, le ofrece al paciente el médico que requiere atendiendo a su historial clínico, así como también los servicios de recibimiento en el aeropuerto, traslado, alojamiento y hasta guía de la ciudad”.

Share this post

Comments are closed.