Colombianos residentes en Estados Unidos respaldan candidatura de Plazas Vega al Senado

Un grupo de compatriotas conformado por profesionales, amas de casa, empresarios, periodistas, intelectuales, asilados y refugiados, víctimas de las, Farc y del narcotráfico, que residen en ciudades del Estado de la Florida se disponen a acompañar el nombre del Coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega en su aspiración de llegar al Senado de la República de Colombia para el periodo 2018-2022. Foros periodísticos y reuniones públicas y privadas se vienen programando en las ciudades de Miami y Nueva York para los meses de enero y febrero en los cuales el primer invitado será el Coronel Plazas Vega.

El regreso a Colombia para promover su campaña

En reportaje para la Hora de la Verdad, de RCN Radio en Colombia, en entrevista con su director el ex-ministro del Interior, Fernando Londoño, Plazas Vega dijo que aunque desde hace algun tiempo reside en los Estados Unidos, regresa a Colombia a comprometerse a fondo en la lucha contra el narcotráfico y para derrotar desde el Congreso de la Republica las pretensiones de una nueva toma del poder por parte de la guerrilla luego de la firma del proceso de paz. Dijo además que ahora libres y amnistiados, las Farc y otros grupos violentos como las bacrim y el Eln, constituyen una amenaza latente para la paz de Colombia. “Sin droga y sin armas, las Farc no pueden subsistir por lo tanto hay que reiniciar cuanto antes la batalla definitiva contra estos patrones del mal que pretenden llegar con toda su peligrosa artillería a
la política colombiana”, declaró Advierte: Los narcotraficantes de las Farc abandonaron las “23 zonas de concentración veredal” y regresaron a sus antiguas áreas de narcotráfico. Vastas regiones colombianas que habían sido declaradas por el gobierno, libres de presencia guerrillera hoy están de nuevo ocupadas por la guerrilla de las Farc, y sus miembros se hacen pasar como ‘disidentes del proceso de paz”, denuncia el Coronel ( r ) Luis Alfonso Plazas Vega, candidato al Senado de la República por el Partido Centro Democrático.

“Estas áreas quedaron al garete en el corazón del Catatumbo, Vaupés, Guainía, Vichada, Guajira, Nariño, Huila, Tolima. Allí ha debido hacer presencia de inmediato el Ejercito Nacional y no dejarlas en manos de franquiciadores de las mismas Farc o del Eln. Plazas Vega dice que no hubo estrategia, ni planificación militar y se violó inmisericordemente el artículo 117 de la Constitución Política de Colombia Nacional que consagra el principio de defensa de la soberanía nacional.”

“Cuando el gobierno Santos puso en marcha los mal llamados Acuerdos de Paz, que en realidad son acuerdos concebidos para proteger al narcotráfico, declaró que los 8.000 terroristas de las Farc se reunirían en 23 zonas veredales de concentración, ubicadas estratégicamente en apartados lugares del territorio nacional pero finalmente los desmovilizados pernoctaron allí por algunos días, semanas o meses, según su conveniencia y después regresaron a sus sitios de origen reintegrándose a sus antiguas acciones de narcotráfico. El Gobierno ha aceptado, oficialmente, que 1.8000 guerrilleros abandonaron esas zonas. La ONU ha dicho que son más de 3.000. La realidad es que son mucho más de 5.000, los desertores del Acuerdo de Paz. Eso deja en claro que los Acuerdos de Paz FARC- Santos son un absoluto fracaso. Hoy no hay una sola zona de concentración veredal en la cual haya más de cien guerrilleros y el resto siguen abandonadas, sin que nadie las ocupe.

Según apreciación de la DEA, los guerrilleros- narcotraficantes desocuparon los territorios donde ejercían control sólo por poco tiempo y hoy los manejan con igual o peor experticia. El mal llamado Acuerdo de Paz sólo ha servido para que el gobierno colombiano saque de la cárcel a los cabecillas más viejos de las cuadrillas, sujetos de alta peligrosidad condenados a sentencias de centenares de años por delitos execrables y los indulte, les brinde seguridad de “altos per- sonajes”, junto a otros terroristas los cuales han sido dotados de uniformes y armamento oficial, reciben vivienda y alimentación gratuita, estudios de inglés y sala- rio mensual. Bajo estas prerrogativas y cuidados los grupos armados tienen hoy nuevos cabecillas, que son más jóvenes y más agresivos. Mientras tanto, miles de militares continúan en las cárceles colombianas acusados de deli- tos que nunca cometieron para hacerlos ver ante la comunidad internacional como peligrosos delincuentes”.

El ahora candidato al Senado de la Republica considera que de seguir creciendo la exportación de narcóticos procedentes desde Colombia nuestro país va a correr el riesgo de ser descertificado en el 2018, como en otras épocas por los Estados Unidos por la baja cooperación en la lucha contra el narcotráfico. “Es que se ha reportado un crecimiento abismal: hoy se producen 3.400 toneladas de coca al año mientras que en el 2002, primer año del gobierno del Presidente Uribe, luchábamos para reducir la cifra de 800 toneladas que esta- ban produciendo los grupos ilegales”.

Plazas Vega afirma que el Congreso de Colombia no puede seguir dándole viabilidad legislativa a esa entelequia de un proceso de paz que ha sido una gran mentira, que solamente ha sido concebido para beneficiar a los narcotraficantes, delincuentes y terroristas.

Share this post

Comments are closed.