Colombia se debate entre la Esperanza y el Abismo

By Omaira Cardona Martinez

En un país polarizado como hace muchos años no lo estaba y que cuenta los días para que termine uno de los gobiernos con más baja credibilidad, Colombia se prepara para una nueva contienda electoral en la que el próximo 27 de mayo se definirán en una primera vuelta los finalistas o el ganador absoluto de la Presidencia de la República para el periodo 2018-2022

En este relevo presidencial están depositadas las esperanzas de los colombianos indignados y agobiados por 8 años de un gobierno que deja más desaciertos que aciertos, un mal llamado proceso de paz y un panorama político dividido, complejo e incierto como el futuro del país.

Debe reconocerse que este caótico panorama ha servido para movilizar a los colombianos, para despertar su interés y entender que en sus manos está la decisión del país en el quieren vivir y el que quieren que las futuras generaciones hereden.

Estar rodeados de vecindades con escenarios turbios, ha despertado el temor de los ciudadanos que no quieren terminar en situaciones similares a la Venezuela donde muchos mueren de hambre no tanto por la falta de alimentos sino por la falta de libertad para acceder a servicios básicos.

A escasos 3 meses de terminar su mandato, el Presidente Santos, uno de los de menos aceptación entre los colombianos en la historia del país, anunció que avanzará hasta el último día de su mandato en su intento de dejar listo el acuerdo con  el segundo grupo subversivo más grande del territorio colombiano, el Eln. Otra idea descabellada del premiado Nobel de Paz a quien parece no le basta con haber comprado su reconocimiento a cambio de varias concesiones.

Lo que muchos colombianos tanto quienes viven en el exterior como quienes sobreviven en un país exprimido por la corrupción, la delincuencia y la politiquería tramposa, es qué quedó de todo lo que se le concedió a las Farc hoy convertidas en grupo con estatus político, que se pueda seguir concediendo.

Mientras se tenga la libertad de disentir con convicción, argumentos y respeto, ejercer el deber y el derecho de votar es uno de los principios ciudadanos fundamentales que sí puede aportar hacia la transformación de un país. Cada quien decide en qué país quiere vivir, así como cada uno es responsable de si prefiere tirarse al abismo de una vez o darle otra oportunidad a la esperanza de un futuro más alentador.

Como colombianos, desde West Broward Post apoyamos la esperanza que la vemos representada en la propuesta programática de Ivan Duque del Centro Democrático. Invitamos a los colombianos residentes en La Florida a ejercer su deber de votar el próximo 27 de mayo por un futuro mejor de nuestro país.

Share this post

Comments are closed.