Armas ni de juguete

By Editor@ciudadweston.com

Se estima que en el mundo existe un arsenal de 639 millones de armas de fuego, la mitad de las cuales está en manos de civiles y el resto a disposición de las autoridades de seguridad, lo que supone un arma por cada diez personas. El comercio ilegal de armas pequeñas es frecuente en muchos países y regiones afectados por la inestabilidad política.

Estas cifras más que alarmantes, demuestran porque con el tema de las armas no se juega y también porqué es uno de los más sensibles en la agenda política y comercial internacional.

Después de tres meses de la masacre en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, la conmoción continúa y el tema sobre la necesidad del control de armas ha cobrado vigencia y ha logrado movilizar a millones ciudadanos en el mundo en torno a una corriente pro control gestionada en gran medida por los estudiantes y los jóvenes sobrevivientes.

Estados Unidos es el mayor proveedor de armas en el mundo vendiendo a más de un centenar de países, siendo contradictoriamente sus compradores más importantes países del oriente como Arabia Saudí, Israel, Emiratos Árabes y Turquía. Cifras del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) revelan que desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial, más de 30 millones de personas han perecido en diferentes conflictos armados que han sucedido en el planeta, 26 millones como consecuencia del impacto de armas ligeras.

Estas armas son las responsables materiales de cuatro de cada cinco víctimas, que en un 90% también han sido civiles (mujeres y niños especialmente). Cada minuto muere una persona en el mundo víctima de un arma ligera.

Esta organización ha revelado también que la exportación de armas convencionales ha aumentado más del 8% en los últimos cinco años. Más de la mitad de este mercado pertenece a Estados Unidos, Rusia y China.

Desde su invención en 1947, se han producido más de 70 millones de unidades de AK-47, el arma ligera más comercial en el mundo. Es utilizada en 78 países y fabricada en 14.

¿Qué son armas ligeras?

Las Naciones Unidas define como armas ligeras todas aquellas convencionales que puedan ser transportadas por una persona o por un vehículo ligero, considerándose como armas pequeñas diseñadas para uso personal como revólveres y pistolas, rifles, carabinas y ametralladoras ligeras; y otras más pesadas diseñadas para el uso de varias personas como ametralladoras pesadas, lanzagranadas y ciertos tipos de cañones portátiles y misiles

El bajo costo de este tipo de armas las pone al alcance de gran cantidad de personas para ser usadas en guerras civiles, en conflictos étnicos y para rearmar toda clase de organizaciones delincuenciales. Esta posibilidad de acceso aumenta la inseguridad en las ciudades

Regulaciones

En las regulaciones sobre este tema hay muchas declaraciones y pactos de buenas intenciones que se quedan ahí, ya que la mayoría de los gobiernos que tienen el control y poder de los grandes organismos internacionales, controlan más del 80% de las exportaciones de armas en el mundo.

En noviembre de 1995, la Asamblea General de Naciones Unidas solicitó que se estableciera un grupo de expertos para que redactaran un informe sobre el tema, que fue presentado dos años después, y que entre otras cosas, recomendaba organizar con cierta periodicidad una conferencia internacional para luchar contra el tráfico de armas pequeñas, destruir los arsenales sobrantes y adoptar moratorias regionales, las cuales se cumplen a conveniencia de los países y dependiendo del conflicto en que estén involucrados en ese momento.

En Europa, hace más de 20 años, los Estados miembros firmaron un programa para prevenir y combatir el tráfico ilícito de armas convencionales, la acumulación desestabilizadora y la proliferación de armas ligeras y de pequeño calibre.En julio de 2001, en la primera conferencia de la ONU sobre armamento convencional, se adoptó un Plan de Acción al cual se le hace seguimiento anualmente y con el que los gobiernos se comprometieron a luchar contra la proliferación de este tipo de armamento.

El Tratado de Comercio de Armas (en inglés, Arms Trade Treaty) es una iniciativa para mejorar la regulación en el comercio internacional de armas convencionales y evitar las muertes de personas que son consecuencia del comercio no regulado o de la desviación de armas al comercio ilícito. Sin embargo, se calcula que el comercio ilegal de armas en el mundo mueve más de 400 millones de dólares al año.

Control incierto en USA

En Estados Unidos el año pasado murieron 15.590 personas víctimas de armas de fuego y las cifras este año van en aumento. Como consecuencia de lo ocurrido en Parkland, el gobernador republicano Rick Scott, promulgó una medida que prohibía

Los aceleradores de disparos, aumentaba la edad mínima para comprar un arma de 18 a 21 años. Medida que fue demandada por la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), la organización, la más poderosa de Estados Unidos en la promoción del mercado de armamento para civiles. Esta organización que dice tener más de cinco millones de miembros, fue fundada en 1871 y durante más de un siglo no fue más que una agrupación de aficionados a las armas y a la caza, pero a mediados de la década de los 70 del siglo pasado se transformó en un organización poderosa y con gran influencia política que patrocina campañas políticas de candidatos republicanos.

Por su parte, el Presidente Donald Trump insistió en la idea de adiestrar a los educadores en manejo de armas y convertir las escuelas en especies de fortalezas como medida de prevención. “No quiero cien guardias con rifles por toda la escuela, sino conceder permisos de portación discreta”, aseguró el mandatario. Nada más incongruente pensar que la violencia se controla con más violencia.

Contradictoriamente, mientras el movimiento pro control de armas sigue expandiéndose por todo el mundo, en la NRA aumentan las donaciones; lo que evidencia la ignorancia y doble moral que existe sobre el tema. Existen ejemplos de muchos países donde los brotes de violencia desmedida se han transformado mediante la no- violencia, con educación, con soluciones pacíficas y programas de bienestar y salud mental. Además, las escuelas en el marco legal del derecho internacional humanitario, son zonas libres de violencia y los educadores son formadores, no autoridades de seguridad.

Desde West Broward Post haremos seguimiento a este tema y promovemos la No- Violencia y las escuelas como zonas libres de violencia.

Share this post

Comments are closed.